Tendencias y oportunidades de negocio

El comercio se desarrolla en un contexto cada vez más competitivo y cambiante en el que tanto la aparición de nuevos formatos comerciales, como los cambios sociales y diferentes estilos de vida plantean la necesidad de desarrollar estrategias de actuación que permitan a las empresas diferenciarse y ser competitivas.

Los hogares españoles han experimentado un conjunto de cambios significativos motivados por causas demográficas (envejecimiento progresivo de la población, reducción del tamaño familiar, incorporación de consumidores procedentes de otras culturas, etc.), pero también económicas o culturales.

Se trata de un panorama complejo, con un mercado donde están cubiertas las necesidades básicas y donde encontramos una progresiva sofisticación del consumo más vinculada a los estilos de vida, las actitudes y los valores de los consumidores que a otros factores como la edad o el sexo.

Así, emergen nuevos valores culturales que generan nuevas motivaciones para el consumo, de forma que hoy prima lo emocional sobre lo racional y hablamos de “compra experiencial”. En este sentido existe una polarización en nuestros hábitos de consumo: ahorro de tiempo y conveniencia (hacer la compra) frente a al placer y la experiencia (ir de compras).

También otros factores como el incremento de la movilidad, el acceso generalizado a la tecnología, la importancia creciente de la sostenibilidad ambiental, la exigencia de información y transparencia por parte del consumidor, etc. marcan cada vez más nuestros comportamientos de compra.

Todos estos cambios están incidiendo además en la configuración de la oferta comercial de nuestras ciudades. Las empresas se enfrentan actualmente a mercados de consumo maduros, saturados e hipersegmentados y, en este contexto, los comercios deben innovar, sorprender y seducir para ser competitivos.

Entendemos que conocer los valores y nuevas necesidades de los consumidores resulta clave para las empresas comerciales y, en este sentido, venimos realizando análisis del comportamiento del consumidor así como desarrollando e impulsando foros de encuentro donde conocer las principales tendencias tanto desde el punto de vista del consumo como sobre las oportunidades que existen para innovar en Retail.