Buscar

Lidl y Mercadona retoman la guerra por el "Listo para Comer" en la vuelta a la oficina

La cadena de Juan Roig finalizará el año con la sección de platos preparados implantada en 850 supermercados.

Tras el parón provocado por el estado de alarma y el cierre de oficinas, las secciones de platos preparados de los supermercados retoman su batalla con nuevas estrategias para atraer al consumidor. Y aquí, Mercadona y Lidl son las dos cadenas de alimentación que lideran la batalla por hacerse con la mayor cuota de mercado. De hecho, coinciden hasta en el nombre de sus secciones de platos preparados: ‘Listo para Comer’. 

En el caso de Mercadona, ya están reabriendo la sección ‘Listo para Comer’ con el objetivo de llegar a los 850 a final de año, es decir, a la mitad de todas las tiendas que tiene en España (1.600 establecimientos en total). Así, las previsiones de la compañía son las siguientes: la cadena de supermercados abrió 200 puntos de venta en el mes de julio, y espera alcanzar los 500 en octubre. Una cifra a la que hay que sumar otros 150 nuevos centros que se abrirán antes de que acabe 2020. 

¿Qué novedades tendrán? La nueva actualización del surtido incorporará menestra de verduras; distintos tipos de pescado como salmón, dorada o balao; bocadillos como el brioche vegetal; la hamburguesa de Angus o el bocadillo de jamón. 

Además se va a poner en marcha un nuevo mostrador denominado Hot Deli con el que busca poner a la venta un surtido de asados como pollo, costillas o patatas. Ahí destacará el Frango, pollo típico de Portugal. Los nuevos platos se servirán en envases sostenibles elaborados con caña de azúcar o cartón.

Cabe recordar que Mercadona finalizó 2019 con 319 tiendas con la nueva sección de ‘Listo para Comer’, incluyendo las 10 de Portugal. 

Lidl trabaja con el precio

Por su parte, desde Lidl señalan a Invertia que “estamos trabajando para seguir desarrollando artículos que conformen una opción de consumo para llevar cada vez más completa, manteniéndola como la opción más barata del mercado”.

La compañía -que recientemente lanzó su quesería- inauguró su propuesta ‘Listo para Comer’ en enero y lo hizo con una oferta de precios muy baja. Presentó 14 nuevas comidas –platos fríos y calientes– a un precio que oscila entre los 1,19 euros y los 2,99 euros. 

Esta misma oferta es la que mantienen de momento la cadena. En la sección de preparados calientes contiene medio pollo asado y platos inspirados en recetas clásicas made in USA, con dos opciones de hamburguesas: la más clásica cheeseburger y la más novedosa BBQ Beef Burger. También cuenta con alternativas vegetarianas como el wrap de falafel.

Los platos preparados suponen una categoría muy importante para la cadena alemana “porque refuerza nuestro posicionamiento en el consumo de conveniencia”, explican.

De hecho, afirman que “sigue teniendo buena aceptación por parte de nuestros clientes y el plan de implementación en el resto de tiendas de España ha continuado su curso como estaba previsto” y sin que la pandemia haya hecho mella en esta sección. Así, todas las nuevas aperturas de Lidl ya cuentan con esta sección incluida en sus lineales.

En definitiva, estas son las propuestas de Mercadona y Lidl, primer y cuarto distribuidor de España por cuota de mercado, respectivamente. Ambas se enfrentan a un cambio de hábitos de consumo. Durante la pandemia los ciudadanos han comido más en el hogar. Hecho que se mantiene en aquellos que teletrabajan; aunque las cadenas esperan que la vuelta a la oficina cambie poco a poco la tendencia.