Buscar

¿Merece la pena vender a través de Amazon? Pros y contras para las pymes

La multinacional ha decidido aplicar una subida del 3% de sus tarifas a las empresas que usan su plataforma por la llegada de la 'tasa Google'

Muchas pymes españolas venden sus productos a través de Amazon. Una forma sencilla y práctica de llegar a más público sin necesidad de tener una página web propia o simplemente para aprovechar la visibilidad que da una plataforma como esta. Amazon les cobra una tarifa por ello, que hasta ahora era del 15% de media sobre el precio total de venta. Es decir, si el producto que vende la pyme cuesta 100 euros, Amazon cobrará 15 euros a la empresa por ponerlo en la plataforma.

Pues bien, a partir del 1 de abril ese porcentaje aumentará un 3% hasta el 15,45% (45 céntimos más por cada 100 euros de venta) para hacer frente a la 'tasa Google' que España ha puesto en marcha desde el pasado 16 de enero. Aunque el objetivo de Hacienda era gravar con un 3% a las grandes tecnológicas para que pagaran más impuestos en nuestro país, en este caso la realidad es que el gigante de la distribución no va a perder ni un solo céntimo, sino que serán las pequeñas y medianas empresas que venden sus productos en la plataforma los que asuman la nueva tasa. Ellas serán las que decidan si repercuten esta subida al cliente o asumen las pérdidas, que aunque no parece mucho, a la larga y multiplicado por las unidades de cada producto vendido, significa una cantidad importante.

Esta subida de precios supone un nuevo golpe para miles de pymes que están sufriendo las consecuencias de la pandemia y que estaban salvando la situación gracias a las ventas online. En concreto, son más de 9.000 las pequeñas y medianas empresas (hasta 249 empleados) que vendieron sus productos en Amazon el año pasado y que ahora tendrán que decidir si asumir ese recorte en sus márgenes o repercutir la subida al cliente final.

Pérdida de competitividad

Este incremento de las tarifas «lastrará» la competitividad de las pequeñas empresas en el mercado internacional, según Cepyme. La confederación de la pequeña y mediana empresa achaca esta subida decretada por Amazon a la decisión del Gobierno de aprobar de forma «unilateral» la 'tasa Google', aún sabiendo que la OCDE prepara un texto similar que pretende unificar criterios en todos los países que pertenecen al organismo. «Las subidas fiscales deberían llevarse acabo de forma armonizada, teniendo en cuenta a los países de nuestros entorno y con los que formamos un mercado único», señalan desde Cepyme.

A su juicio, los impuestos digitales «deberían plantearse de acuerdo a decisiones compartidas que se tomen en el seno de la Unión Europea», ya que el nuevo contexto digital tan globalizado requiere decisiones a nivel comunitario, y no solo nacionales. «En España todas las empresas, pero sobre todo las pymes, están muy preocupadas por la competitividad», señala Cepyme, en un contexto en el que además «las ayudas que se están dando son mucho menores que en el resto de países».