Buscar

El temor a contagio empieza a frenar la afluencia de compradores a las tiendas.

La elevada demanda hasta niveles récord, causa retrasos en entregas a domicilio y en la venta 'on line'

El crecimiento de la venta por internet del 38% en tres semanas causa problemas pero abre oportunidades a algunas cadenas

La afluencia de compradores a las tiendas de alimentación empieza a moderarse ante el temor a contagio mientras los servicios de entrega a domicilio y venta 'on líne' se han frenado en algunas cadenas por retrasos en la entrega. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, reconoció en la noche del lunes que el crecimiento de las ventas en comercios de alimentación se han moderado en los últimos días tras el constatable acopio de productos de los días anteriores. Expresaba así lo que los paneles de consumo, como los de Nielsen o Kantar, muestran en los últimos días. El crecimiento del canal 'on line', de una media del 38% en las últimas semanas ha superado las capacidades de algunas cadenas. Entre el 9 y el 15 de marzo, en comparación con la misma semana del año anterior, Nielsen detectó un alza de las ventas en internet del 59,1% en valor. Las ventas totales de gran consumo alcanzaron niveles de récord absoluto, con un crecimiento medio del 71%. El sector de la distribución sigue con atención lo sucedido en Italia y en ese caso el comercio electrónico (no solo el alimentario) creció el 82,3%, disparado ante las reclamaciones gubernamentales de limitar las salidas del hogar. A partir de ahora, Nielsen prevé menores compras en tienda, más venta 'on line', tíckets medios de compra más altos y cestas pesadas.   

Los mercados mayoristas han notado directamente la caída de la actividad. Primero por el cese de actividad del denominado canal Horeca (restaurantes y hoteles), pero también por el drástico bajón de clientes en los mercados municipales y en el comercio a pie de calle. Mercabarna reconoce esta semana una caída de la actividad de un tercio en el tráfico de vehículos. El envío a domicilio o 'on line' es una salida que muchos comerciantes no están preparados a asumir en los volúmenes que se espera. Las tiendas capaces de ofrecer un servicio de compra completa integral van a tener ventaja en los próximos días.

Mercadona y Bon Preu

Algunas cadenas de supermercados han restringido estos días la venta por internet coincidiendo con la emergencia sanitaria del coronavirus y el alto número de pedidos recibidos a través de este canal. Fuentes de Mercadona reconocieron que se ha suspendido el servicio a domicilio para priorizar el servicio en tienda. En el caso del servicio on line desde almacenes específicos (habilitado en Valencia y Barcelona) se mantiene pero con tramos de entrega que se llenan con celeridad. En la práctica, no es posible comprar 'on line': "Te informamos de que hay pocos tramos de reparto disponibles para los próximos días", se informa en la web. En el caso de Bon Preu, la situación es similar. Aseguran que están funcionando a "pleno rendimiento", con entregas a 21 días vista "debido a la alta demanda".

Caprabo y Condis

Caprabo entrega los pedidos entre tres y seis días posteriores a la compra mientras que Condis ha retomado la actividad después de haberla interrumpido, pero con dificultades para cumplir en plazos razonables. En Carrefour aseguran que la web funciona "a pleno rendimiento" y ante el aumento en la demanda se ha decidido priorizar las entregas a los mayores de 65 años y otros colectivos con movilidad reducida.

Ametller Origen

En el caso de la cadena catalana Ametller Origen, el canal 'on line' es estratégico y una vía clara de crecimiento para el futuro. En el caso de esta cadena, el 95% del personal que trabajaba para restaurantes y empresas (más de 70 personas en total) se ha destinado a tiendas, servicio de atención al cliente y 'e-commerce'. Reconocen que desde que se ha decretado el estado de alerta el crecimiento de la demanda 'on line' "se ha disparado", también en producto fresco (fruta, verdura y carne). En la práctica, es habitual en Barcelona que lo que se pide por vía 'on line' no pueda ser enviado por falta de estoc. La firma está adaptando su almacén de El Prat a la preparación de pedidos 'on line' y prevé ampliar la capacidad del servicio a partir del sábado. El servicio a domicilio (tras compra presencial o telefónica) ha crecido el 150%.

Carrefour

En la cadena de hipermercados Carrefour aseguran que la actividad de la web está "funcionando a pleno rendimiento" y que ante el incremento de la demanda han decidido "priorizar las entregas a los mayores de 65 años y otros colectivos con movilidad reducida". Los hipermercados están abiertos pero con menos afluencia de clientes y se está potenciando la posibilidad de realizar los pedidos a través del teléfono.

Grandes superficies

La patronal de grandes superficies Anged destaca que la red de tiendas está abierta, incluidos los grandes hipermercados: "En el caso de hipermercados y grandes almacenes (área supermercados) se está favoreciendo el clic & collect para que los clientes recojan directamente con el coche su pedido", explican. Sobre la afluencia en las tiendas, Anged confirma también que "se ha normalizado tras unos días en los que se produjeron unos picos de demanda muy importantes en toda España". Consideran que pese a ese incremento inicial de la demanda los consumidores se han convencido de que no faltará producto en las tiendas, "lo que ha servido para llamar a la calma". Las cadenas de distribución, además de adecuar sus tiendas a nuevas medidas de seguridad están dando prioridad a colectivos especialmente críticos, como personas mayores, colectivos de riesgo y sanitarios.