Buscar

Mercadona, el súper favorito de los españoles que buscan comida sana.

A los españoles cada vez les preocupa más comer sano. Y se esmeran por buscar productos etiquetados como saludables en los lineales de los supermercados. La tendencia es global, pero la irrupción en España de esta corriente se ha visto favorecida por la influencia de las redes sociales, lo que ha hecho a la vez que muchas empresas de alimentación se hayan lanzado a ofrecer productos más saludables. De todo ello habla un estudio elaborado por Google sobre hábitos alimentarios, Healthy Food & Brands, con datos extraídos después de analizar la información depositada en este buscador y la aportación de Kantar Worldpanel, que extrae como una de las conclusiones que el 74% de los hogares de España considera importante seguir una dieta sana.

Las búsquedas, a través de Google, en referencia a la alimentación han aumentado un 22% en lo que va de 2019 con respecto al año anterior y crecen dos veces más rápido que las búsquedas de comida en general. Pero hay un dato que también se destaca en el informe, como es que el 7,8% de la población mayor de 18 años en España es vegetariana. Y aunque el 62% de la gente siente interés por seguir alguna dieta saludable, en realidad no tiene la necesidad de hacerlo.

También hay otro dato a destacar: los consumidores se fijan seis veces más en la calidad del producto y dos veces más en su precio que en la marca en sí misma. Es decir, anteponen con creces la calidad y precio a la reputación de la marca.

Sin embargo, los supermercados preferidos a la hora de buscar alimentos saludables, según la citada plataforma tecnológica, son Mercadona, que lidera las búsquedas, con un 80%, por parte de los usuarios, en cuanto a términos como healthy, bio y celiaco, seguido por Carrefour y Lidl, los favoritos de los vegetarianos. En este sentido, apuntan los analistas de Google, entre los que se encuentran Santiago Puértolas, las marcas deberían reorientar su oferta para estar más cerca de los consumidores y satisfacer sus nuevas demandas, así como replantearse sus estrategias de publicidad y de marketing. Para lograrlo, es importante tener en cuenta aspectos como la estacionalidad, ya que en el caso de la alimentación saludable los periodos de mayor incremento de búsquedas ocurren durante los meses de enero a mayo, y descienden entre noviembre y diciembre, además de la onmicanalidad para conectar con el consumidor a través de diferentes canales, como las plataformas online y la tienda física.

El perfil del consumidor que manifiesta interés por la comida saludable, según una encuesta de Google a 2.500 personas en España, el 63% son mujeres y el 37% hombres. También existe una notable diferencia entre aquellos que no tienen hijos, el 72%, de los que tienen descendencia, el 28%. Por edades, la inclinación hacia este tipo de alimentos se concentra especialmente en los grupos de edad que van de los 25 a los 44 años (42%), seguidos directamente por las personas de entre 45 y 54 años (19%) y de aquellos que se encuentran entre los 18 y 24 años (17%).

De hecho, la mayoría de las personas que están interesadas en una alimentación saludable comparten otros intereses relacionados con la sostenibilidad y la mejora de la calidad de vida, como el deporte, la salud o el medio ambiente, y con tendencias como la moda o la belleza.

Con respecto a las regiones, las más interesadas son Madrid (28%) y Cataluña (25%), como las que realizan más búsquedas con los términos healthy, celiaco o veggie, frente a otras como Baleares o la Costa Mediterránea que apenas registran un 5% de las búsquedas en cada caso.

Una de las asignaturas pendientes, según destacó durante la presentación del estudio Juan Llorca, chef de la escuela Montessori School de Valencia y promotor de la iniciativa Por una escuela bien nutrida, es la alimentación infantil, “ya que España tiene un grave problema de obesidad infantil, y en ello juegan un papel importante los comedores escolares, que son parte del día a día del niño”.