Buscar

El supermercado, la opción preferida por la mayoría de los españoles a la hora de hacer la compra.

El 62% de los consumidores reconoce que el supermercado es su opción preferida para hacer la compra, seguida por el hipermercado (10%) y del pequeño comercio (15%), según los datos de la encuesta sobre hábitos de consumo 2018, realizada por la Mesa de Participación Asociaciones de Consumidores (MPAC).

En concreto, el estudio destaca que la cercanía (50,5%), la calidad (48,6%) y el precio (42%) son los principales factores que valora el consumidor a la hora de elegir un determinado establecimiento para llenar su cesta de la compra, y que en este año destaca que la calidad ha superado por primera vez al precio.

El presidente de CECU, Fernando Moner, ha resaltado que los españoles han cambiado a lo largo de este año sus hábitos. "Buscamos más las ofertas y aprovechamos más la comida aunque los más jóvenes son los que menos aprovechan la comida y los que más han reducido su gasto en alimentación", ha explicado sobre los datos más relevantes del estudio.

El informe muestra que el 78% de los encuestados ha cambiado en 2018 sus pautas de consumo, frente al 72% del ejercicio anterior, debido sobre todo a la apuesta por el ahorro y la búsqueda de precio, seguido por la salud, la conveniencia, el placer, la responsabilidad y la meteorología, según ha explicado la directora del observatorio de innovación en gran consumo, Yolanda Cerdá.

Este incremento de seis puntos porcentuales coincide con el experimentado en quienes aseguran haber reducido el gasto en alimentación (13,8%), hecho que pone de manifiesto que ha aumentado el porcentaje de los españoles que han optado por la cautela en sus hábitos de compra.

De esta forma, se confirma la tendencia de que la alimentación fuera del hogar ha caído, tal y como demuestra el informe que señala que el 39% de los españoles reconoce que no come ni cena nunca fuera del hogar, lo que supone dos puntos menos que el año pasado.

El informe muestra que la compra de alimentos y productos de higiene en el canal 'online' se ha consolidado este año, en el que casi se ha duplicado el porcentaje de encuestados, pasando del 3% al 5%, y que llega a subir hasta el 8% en el caso de los jóvenes, los que utilizan ya Internet para hacer sus compras.

La confianza en el 'ecommerce' ha crecido considerablemente, ya que el 55% asegura que la compra por Internet de los productos es segura y de calidad. Por su parte, el 60% opina que el canal 'online' garantiza los mismos derechos a consumidores, mientras que cae al 19% los que prefieren ver personalmente los productos que compran.

Un 30% de consumidores afirma abiertamente que no mantiene una dieta saludable en 2018, ejercicio en el que cae de manera relevante el porcentaje de consumidores, que considera que sus hábitos alimenticios son saludables. Así, las grasas (34%) y azúcares (30%) son los dos elementos de información nutricional que más se valoran, seguido ya muy de lejos de la sal (13%).

Respecto a los alimentos, se consolida la preferencia por los frescos frente al congelado o los platos preparados, mientras que la carne experimenta un incremento de 1,8 puntos (96%), el pescado cae 4,6 puntos (73%), en favor del congelado.

Al igual que en 2017,el 51% de los encuestados considera estar bien informado en materia de alimentación y del etiquetado, aunque el 26% reconoce que la información de las etiquetas es confusa, por lo que es necesario adecuar el etiquetado a las necesidades que plantea el consumidor.

El 50% de los encuestados reconoce consumir productos una vez pasada la fecha de caducidad, mientras que el porcentaje de quienes consumen productos una vez pasada la fecha de consumo preferente crece tres puntos, hasta el 72%, mientras que el 26% señala que existe cierta confusión a la hora de distinguir entre una cosa y la otra.

El estudio también pone de manifiesto que el 93% de los encuestados está preocupado el desperdicio de alimentos y cree necesario el consenso de todos los agentes sociales para disminuirlo, mientras que el 92% dice hacer algo para evitarlo, pues el consumidor también se considera más responsable (55%).

España es el séptimo país de Europa que más comida desperdicia con 7,7 millones de toneladas, según ha señalado la directora de comunicación de Aecoc, Nuria Pedraza, que ha destacado la necesidad de planificar las compras y el estilo de vida parar generar menos desperdicio en el hogar.

Por su parte, el director general del Foro Alimentario, Víctor Yuste, ha destacado que ante los bulos y las 'fake news' que están haciendo "mucho daño" a la industria y que han venido "para quedarse" hay que tener una comunicación positiva en el sector alimentario, además de poner en valor el "potencial" de la alimentación en España, ya que es uno de los "motores de la economía" nacional.