Buscar

El alquiler de locales aumenta un 10% y busca alternativas al centro.

La plaza Doctor Marañón y la avenida Valencia son las zonas más requeridas. El actual repunte en la economía y la pérdida de miedo a la inversión, las causas

La lenta recuperación económica llega también a los alquileres de locales comerciales en la ciudad de Castellón plasmándose, en la actualidad, en un aumento del 10% con respecto al año pasado. Así lo certifica el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Castellón, Francisco Nomdedéu, quien concreta que este incremento viene acompañado de la búsqueda de zonas alternativas al centro que cuenten con una gran afluencia de paso de público como pueden ser la plaza Doctor Marañón o la avenida Valencia donde existe gran cantidad de cafeterías.

«A pesar de que las calles principales del centro -Enmedio, O’Donnell, Mayor y Alloza- siguen siendo solicitadas por parte de las personas que quieren alquilar un local comercial para abrir un negocio, hoy en día la tendencia se dirige a otras zonas de la ciudad que cuentan con terrazas o plazas grandes con mucha afluencia de gente», destaca Nomdedéu. La mayoría de los locales que se alquilan en la ciudad son requeridos para abrir una cafetería o, en espacios más pequeños, para instalar un comercio de una franquicia o un producto especial y diferente a los que se ofrecen hoy en día en la ciudad.

EN BUEN ESTADO / Otra de las características que pide el demandante de este tipo de locales es que esté acondicionado mayormente con el fin de hacer una inversión menor y poder iniciar el negocio. «De esta forma, en el caso de que tenga que cerrar porque este no le vaya bien, las pérdidas serían menores», aclara Francisco Nomdedéu. Además, afirma que los precios de estos alquileres dependen de la ubicación del local y de la superficie que ocupan. «Sin embargo estos se mantienen y no han sufrido grandes incrementos», prosigue.

Finalmente, el representante de los agentes de la propiedad inmobiliaria de Castellón explica que este aumento de la demanda de locales comerciales «obedece a un actual repunte de la economía y a la pérdida del miedo a invertir en estos negocios».

Hay que recordar que, precisamente gracias a ese resurgimiento de la mejora económica, Castellón cuenta con un mayor crecimiento de obra nueva, generándose diversas promociones y hasta 900 pisos nuevos.