Buscar

La Eurocámara baraja que sea ilegal la venta a pérdidas.

Las cooperativas españolas logran que se incluya este concepto en la propuesta de directiva europea de la cadena agroalimentaria Define las imposiciones unilaterales como prácticas desleales

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo ha votado a favor del informe del diputado Paolo De Castro sobre prácticas comerciales desleales, que incluye ciertas modificaciones para mejorar la propuesta de la Comisión Europea que ha de desembocar en una directiva contra los abusos en la cadena agroalimentaria.

Entre dichas modificaciones, la más relevante es la que incluye en la lista de prácticas comerciales desleales la de vender a pérdidas. Ésta es una de las cuestiones más importantes y controvertidas, pues de las frecuentes prácticas comerciales de ventas a pérdidas se derivan hundimientos de precios en origen, el nefasto resultado que arruina a agricultores y ganaderos y que las autoridades pretenden corregir, sin haberlo conseguido tras innumerables anuncios y esporádicos intentos.

Se trata de un asunto que concita grandes polémicas y que figura en la legislación española de la cadena agroalimentaria, que es pionera en la materia, pero no se ha podido aplicar de manera estricta en este punto. La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha terciado al respecto en diversas ocasiones para señalar que las intervenciones reguladoras sobre teóricas ventas a pérdidas son contrarias al desarrollo del libre mercado.

Por esta razón se ha abogado desde varios frentes, tanto en España como a nivel europeo, para que las normativas que velan por la libre competencia en el mercado traten de manera diferente los asuntos relacionados con la producción y distribución de alimentos, habida cuenta de la amplia coincidencia en que los precios que se acaban pagando a los productores no son remuneradores y una mayoría de las veces ni siquiera cubren los costes de producción. Una problemática situación que se debe sobre todo al creciente desequilibrio entre la gran capacidad de compra de las cadenas de distribución y la desperdigada oferta productora.

La organización española Cooperativas Agroalimentarias ha tenido un papel esencial en conseguir que los europarlamentarios incluyan en la lista de prácticas comerciales desleales a perseguir por los Estados Miembros el concepto de ventas a pérdidas, argumentando reiteradamente su necesidad para que dicha regulación sea más efectiva.

El informe aprobado define además como práctica comercial desleal aquella que se aparta manifiestamente de la buena conducta comercial, es contraria a los principios de buena fe y comercio justo y que es impuesta de manera unilateral por una de las partes; la que impone o intenta imponer una transferencia injustificada y desproporcionada del riesgo económico del comprador al proveedor, o representa un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones al proveedor en la relación comercial, antes, durante o después del contrato.

Actualmente, existe en más de 20 países de la UE alguna forma de regulación sobre las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria, lo que exige una normativa unificadora a nivel europeo.