Buscar

Sobreviviendo a los descuentos.

  • El pequeño comercio de Alicante pide que se regule por ley el inicio de la campaña mientras lucha por competir con las grandes compañías
  • Vicente Armengol (Corazón de Alicante): "Cuando una gran superficie decide comenzar antes las rebajas es porque algo no va bien"
  • Joaquín Cerveró (ANGED) destaca que el principal "enemigo" tanto para los grandes almacenes como para el comercio local es el comercio 'online'

Bolsas negras, blancas y de todos los colores son las protagonistas de las calles principales de cualquier ciudad en esta época del año. Casi todas con un elemento principal, el nombre de una marca comercial. En época de rebajas los grandes almacenes se llenan de gente para adquirir nuevas prendas u objetos varios apuntados en su lista de deseos. Sin embargo, el comercio local sigue afrontando esta temporada de descuentos innovando en su forma de publicitarse y así hacerle frente a las grandes cadenas textiles, que han comenzado el periodo de rebajas días antes del arranque de campaña.

Gracias a las redes sociales el comercio urbano puede hacerse hueco dentro del panorama textil y conseguir clientes tanto en tiendas físicas como online. Además, la cercanía y el trato personal ayuda a favorecer un ambiente agradable entre cliente y vendedor, características que en los grandes almacenes en muy pocas ocasiones se logra ver. Twitter, Instagram y Facebook son las herramientas más utilizadas por los comercios locales. Además, muchos de los comercios alicantinos han implantado un sistema de Tax Free, para los turistas que no sean comunitarios, explica Vicente Armengol, presidente de la asociación de comerciantes Corazón de Alicante. Esta nueva iniciativa consiste en una solución digital que gestiona la devolución del IVA. «Hay que renovarse, apostar por la digitalización. Los clientes van a un comercio tradicional, pero onmicanal», manifiesta Armengol.

Sin embargo, a pesar de que las rebajas suelen empezar el primer día de julio en la mayor parte del país, las grandes cadenas han optado por comenzar la temporada de descuentos a finales del mes pasado, hecho que ha recibido algunas críticas por parte del pequeño comercio.

El presidente de Confecomerç CV, Cipriano Cortés, destaca que estas rebajas se han caracterizado por la irregularidad y desigualdad en las fechas de arranque de la campaña, hecho que resta impacto y genera un desequilibrio, circunstancia que no ocurriría si se volviera de nuevo a establecer los períodos fijos de rebajas, y se dispusiera de fecha de inicio y final de la temporada por de los descuentos. Además, añade: «Necesitamos regular de nuevo los períodos de rebajas y acabar de una vez por todas con los constantes descuentos, que han derivado en un hartazgo por parte de los clientes y que han eliminado la verdadera esencia de las rebajas». Asimismo, desde el pequeño comercio de Alicante se está pidiendo que se regulen las leyes de rebajas tanto del comercio físico como de las tiendas online.

Además, las grandes empresas se caracterizan por tener descuentos casi todo el año. Ejemplo de ello es el famoso Mid Season, descuento que se aplica en mitad de la temporada. «Cuando una gran superficie comienza antes las rebajas es porque algo no va bien. Tienen los mismos males que el pequeño negocio, aunque no lo quieran reconocer», apunta el presidente de la asociación Corazón de Alicante. Sin embargo, tanto en estas fechas como a lo largo del año etiquetan al comercio local con algunos mitos. «No es cierto que el comercio local sea más caro o no se devuelva el dinero de los productos adquiridos. Algunos grandes almacenes tampoco te devuelven el importe», asegura Armengol.

Domingos y festivos

Al anticipo del periodo de rebajas hay que añadirle un nuevo problema que tiene que afrontar el pequeño comercio, la apertura de las tiendas los domingos y festivos. Además de abrir las tiendas entre semana, los grandes almacenes han optado por abrir sus establecimientos todos los días del mes. Sin embargo, esta vía ha facilitado a muchos estudiantes a encontrar trabajo y ganar dinero extra. «Es una oportunidad de crear nuevos puestos, de darle a los estudiantes la posibilidad de un contrato de 12 horas totalmente compatible con los estudios», manifiesta Tatiana Gómez, empleada de una cadena comercial. Gracias a esta iniciativa, la joven ha podido compensar sus estudios con un trabajo mediante un horario compensado y una buena remuneración económica.

Sin embargo, como explica Joaquín Cerveró, portavoz de La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) de la Comunidad Valenciana, uno de los principales «enemigos» tanto para los grandes almacenes como para el comercio local reside en Internet, el comercio online. Este tipo de venta se caracteriza por estar abierta los 365 días del año, 24 horas al día. «En la actualidad, el cliente decide cuándo, dónde y cómo quiere comprar», apunta Cerveró. Además, apunta que el debate que existe entre la rivalidad entre el pequeño comercio y el gran comercio ha «sido superado por esta realidad».

Tanto para las grandes empresas como para el comercio tradicional esta campaña ha empezado floja. Por una parte, Tatiana Gómez, apunta que puede haber sido por diferentes factores pues «cualquier detalle que ocurra en la sociedad nos afecta positiva o negativamente». Como afirma la dependienta, el inicio del Mundial de Rusia puede ser unos de los factores que hace que los clientes no vayan a los grandes almacenes. O, por ejemplo, la climatología, que ha hecho que el inicio de la temporada de rebajas veraniegas tenga más stock por la tardanza del calor. Por otra, el comercio local apuesta por una mayor inversión respecto al pasado año según ha apuntado Armengol, lo que permitiría que las ventas aumenten en «un 10%».