Buscar

El Consell y las Cámaras plantean que el gran comercio no crezca más de un 16% hasta 2020.

El Plan de Acción Territorial del Comercio de la Comunidad Valenciana (Patsecova), elaborado por la Cámara de Comercio y que la Conselleria está tramitando en estos momentos, pone un límite muy estricto a la implantación de nuevas grandes superficies. Uno de los anexos del plan fija un límite del 16% como crecimiento máximo hasta 2020. Es decir, que de los 2.199.593 metros de superficie comercial en grandes establecimientos que había hace unos años, la Conselleria propone no crecer más allá de los 2.554.109 metros cuadrados. Apenas 354.516 metros para toda la Comunidad, una superficie ligeramente superior a Puerto Mediterráneo. Se trata de un índice con «carácter orientativo», tal como refleja el artículo 40 del plan, y tiene como objetivo «orientar las decisiones de las administraciones y los operadores privados, en el sentido de que el crecimiento de nuevo suelo comercial en estos equipamientos se corresponda a criterios demográficos y territoriales razonables».

Este índice se extrae de la ponderación de la dotación mínima que garantiza el acceso a este tipo de oferta comercial; el crecimiento demográfico a cinco años vista, y «un factor relacionado con la vertebración territorial, en función de la naturaleza de cada área».

No es el único aspecto de este plan territorial, que ya ha sido sometido a información pública, que pone coto a la implantación de nuevas grandes superficies. El nuevo plan establece la creación de áreas comercialmente saturadas, una figura jurídica que puede suponer la suspensión de nuevas actividades a nuevos proyectos si existe colapso en los accesos, emisiones contaminantes o amenaza sobre el patrimonio. Igualmente, en su artículo 58, el plan que desarrolla la Conselleria de Economía pone como límite para todo proyecto de centro y parque comercial y centros de ocio 120.000 metros cuadrados de superficie brutal alquilable, que es la superficie que efectiva está ocupada por operadores comerciales.

El acuerdo de Botànic, revisado en enero, urgía a la tramitación del plan sectorial. Concretamente, «la finalización, aprobación, ejecución del Patsecova de forma urgente, condicionando el otorgamiento de establecimientos comerciales de impacto territorial hasta la definitiva aprobación del mismo».