Buscar

Los comercios plantean un estudio de tráfico del centro antes de cambiar las plazas.

Un estudio completo de tráfico y de movilidad peatonal antes de tocar cualquier plaza, especialmente en lo que respecta a la EMT. Esa es la petición que lanzó ayer la asociación de comerciantes del centro y el Ensanche al hilo de la intención del gobierno tripartito de peatonalizar parte de la plaza del Ayuntamiento.

El asunto ha generado además una tormenta política en el Consistorio, al anunciarlo el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, sin consensuarlo antes con la concejalía de Desarrollo Urbano, gestionada por el grupo socialista. Este viernes, la portavoz de dicha formación, Sandra Gómez, llamaba a un acuerdo entre los tres partidos antes de decidir nada.

A esa pugna la asociación de comerciantes añade su petición, para que se realice tanto en el centro como en el Ensanche. «Lo pedimos al concejal de Movilidad para el Ensanche. Queremos saber cómo se mueven las personas, de dónde vienen, qué medios de transporte utilizan y otro tipo de cuestiones vitales antes de tomar cualquier decisión sobre restricciones al tráfico privado. Eso es vital para no cometer errores», indicaron.

La Federación vecinal insiste también en un refuerzo de líneas de la EMT antes de tocar nada

La idea debería extenderse a juicio de la asociación «a todo el centro, estábamos en conversaciones antes del verano y propusimos que lo hiciera la Oficina Pateco del Consejo de Cámaras de Comercio, pero no hemos vuelto a saber nada».

El gobierno tripartito tiene en cartera la remodelación del tráfico de parte del Ensanche, para lo que encargó un plan de participación ciudadana, con encuestas, grupos de trabajo y reuniones que de momento no han pasado al siguiente nivel, es decir, la presentación de un proyecto. Se habla de zona 30 para reducir la velocidad máxima, la ampliación de aceras si procede y cambios en los cruces para hacerlos más accesibles a los peatones.

En cuanto al centro, la peatonalización parcial de la plaza del Ayuntamiento se prevé a partir de abril de 2018, cuando se espera adjudicar la reforma de la plaza de la Reina. El concejal Grezzi indicó que es inviable mantener abierta la calzada del último tramo de la calle de la Paz, lo que por cierto ha provocado malestar en el Mercado Central, donde los vendedores aseguran que hace unos meses les dijo que iban a ser «cortes puntuales».

No obstante, esta peatonalización afectaría a dos grupos de paradas donde recalan varias líneas de la EMT. La Federación de Vecinos también puso el acento en esta cuestión al analizar el anuncio de Grezzi, reclamando que antes se potencien las líneas que llegan al centro, para garantizar así una alternativa seria y concreta a la peatonalización que se pretende realizar el próximo año. De esto, el Consistorio no ha dicho nada.