Buscar

El pequeño comercio pierde fuelle.

  • Las ventas se frenan en las últimas rebajas. Caen seis puntos en comparación con las registradas hace un año
  • Solo las grandes superficies y cadenas repuntan

El comercio, uno de los principales termómetros para medir la salud de la economía, pierde fuelle en los últimos meses, y lo hace antes de que se note de lleno el impacto de la prohibición de poder abrir todos los festivos del año. Y es que las ventas en el comercio minorista de la Comunidad Valenciana apenas se han incrementado en agosto un 0,9% en términos interanuales. Este porcentaje no solo es inferior a la media nacional, que se sitúa en el 1,7%, sino que además se sitúa casi seis puntos por debajo de hace un año, según las cifras ofrecidas por la Oficina de Comercio y Territorio-Pateco.

Con esta evolución la región es la décimosegunda autonomía en crecimiento de ventas, en términos anuales. Las zonas con mayor crecimiento han sido la comunidad canaria y La Rioja, ambas con un 3,5, y Baleares con un 3,3%.

En el caso concreto de la Comunidad, según se apunta en el análisis de coyuntura, «la campaña de rebajas no ha sido capaz de dinamizar las ventas a los niveles del año pasado. En los meses de verano las ventas han crecido cada vez a menor ritmo, pasando del 2,2 de junio al 0,9 de agosto».

En lo que va de año, todas las modalidades de distribución han experimentado unaralentización en las ventas, a excepción de las pequeñas cadenas, que han sufrido una ligera reducción del 0,6%.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, los comercios unilocalizados han sido los que han experimentado en mayor medida la ralentización en el crecimiento de las ventas en el mes de agosto, con un tímido incremento de la facturación del 1,0% interanual y las pequeñas cadenas han sufrido un retroceso de las ventas del 0,4%. En las grandes cadenas, las ventas han aumentado en agosto un 3,2% y en las grandes superficies el incremento ha sido del 2,6%. Solo estas empresas se salvan de los malos datos.

Por partidas, la alimentación ha aumentado la facturación un 3,0% interanual en agosto. En el resto de productos la evolución ha sido dispar: El equipamiento del hogar ha pasado de ser la partida con mayores retrocesos durante el periodo crisis a ser la que mayor tasa de crecimiento presenta durante los últimos meses, alcanzando el 5,2% en el mes de agosto. La partida de equipamiento personal ha mejorado un 3,7% mientras que en el resto de productos de consumo ocasional las ventas se han incrementado un 0,7%.