Buscar

El comercio da empleo a uno de cada cuatro jóvenes menores de 25 años.

Uno de cada cuatro trabajadores menores de 25 años se dedica a la actividad comercial, sector que cobra protagonismo como puerta de entrada al mercado laboral para los jóvenes. Según recoge el informe anual de la distribución comercial de la Comunitat, es la cuarta actividad con mayor ocupación de menores de 25 años de España y dio empleo a 186.380 jóvenes en 2016, el 6% de los trabajadores del sector.

Más de la mitad de los 126.160 contratos firmados en el comercio minorista de la Comunitat el pasado año corresponden a menores de treinta años (51,5%), mientras que un 11,6% permitieron la incorporación de mayores de 45 años.

Además, de cada diez trabajadores del comercio, seis son mujeres.

A falta de comprobar si tras el parón estival llega el ansiado pacto en materia de libertad horaria que dé estabilidad a las aperturas en domingos y festivos en la Comunitat, los comercios atraviesan un periodo de recuperación, sobre todo en términos de empleo. Con unas ventas de 23.500 millones de euros, un 5,9% más que un año antes, todavía no alcanzan el nivel previo a la crisis.

Sólo cadenas tipo Inditex o Mediamarkt venden más que en el año 2010, mientras que las grandes superficies se acercan a esos registros y la peor parte corresponde a quien sólo tiene una tienda. Según recoge el informe anual de la Oficina Pateco de la Cámara, el 53% de los comercios valencianos no tiene asalariados y otro 43%, de uno a cinco.

En 2016, el comercio minorista de la Comunitat creó 4.320 empleos, un 2,17% más que el año anterior, hasta alcanzar los 203.719 trabajadores. Desde 2010, el empleo en este ámbito ha repuntado un 4,8%, aunque todavía no ha recuperado la cifra máxima registrada en 2007, cuando superaba los 222.000 afiliados.

Ese aumento de la afiliación se produjo de la mano del empleo asalariado, que experimentó un avance del 3,9%, mientras que el trabajo autónomo retrocedió un 1,7%. Como publicó este periódico, desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) se achaca la pérdida de mil comerciantes autónomos a que muchos desempleados buscaron refugio en el sector, a pesar de que el consumo descendía, y «no hay tarta para todos», como refleja también la elevada rotación en ese periodo.

La estacionalidad, por su parte, se mantiene entre las asignaturas pendientes del sector. Un lustro después de la supresión del calendario oficial de rebajas que el pequeño comercio quiere recuperar, la afiliación sigue incrementándose durante los periodos tradicionales de descuentos, mientras proliferan las promociones y descuentos especiales como el ya popular 'black friday'.