Buscar

El pequeño comercio aún no se fía de la recuperación.

La salida de la crisis va por barrios. En este caso por sectores. Todos han pasado lo peor y han completado su particular travesía del desierto. Los años de plomo han terminado y los supervivientes se dirigen hacia la recuperación. Otra cosa es la velocidad a la que va cada actividad. El comercio minorista de la Comunidad Valenciana, a tenor de las impresiones que han reflejado las empresas en el último informe de coyuntura que realiza la Oficina Pateco para las Cámaras de Comercio, no es de los que más rápido va.

Y eso se traduce todavía en falta de confianza de cara a la evolución de los negocios a corto y medio plazo. La situación ha mejorado, pero aún queda un largo trecho para alcanzar cifras de expectativas de ventas, de inversiones, de contrataciones y de precios que plasmen una reactivación del pequeño comerciomás consolidada.

Al menos esto es lo que se deduce de la encuesta trimestral del comercio minorista/Indicador de Confianza del Comercio Minorista referida al tercer trimestre de este ejercicio. Los profesionales del sector no acaban de confiar del todo en la recuperación por ahora.

El informe apunta que «el optimismo de los comerciantes valencianos en relación con el tercer trimestre del año ha retrocedido respecto al trimestre anterior, hasta situarse en el 3,9 [la escala va de cero a diez]. Las ventas minoristas -se agrega- están aumentando a menor ritmo que hace un año lo que explica que la confianza en la evolución de su negocio haya disminuido ligeramente».

Pese a ello, por octavo trimestre consecutivo el comerciante se muestra «optimista con la evolución de su negocio e cara a los próximos meses». De hecho, en términos interanuales, la confianza ha aumentado 2,7 puntos. Con todo, aún queda para estar en un nivel de confianza por encima de cinco.

Las ventas

El 35,3% de los comercios valencianos afirman que en el segundo trimestre del año las ventas fueron superiores a las del año anterior y un porcentaje similar afirma que las ventas fueron inferiores. Respecto al tercer trimestre del año, se observa que un 34,5% dice que se mantendrán igual, y que un 31,5% cree que caerán.

El empleo también va paso a paso. El análisis apunta a que el 10,7%, de los comercios aumentaron el número de empleados y que el 82% ha mantenido el mismo número de trabajadores en el segundo trimestre. Apenas el 6,9% afirma que durante el próximo trimestre aumentará la contratación de trabajadores.

La encuesta mantiene que el pequeño comercio «continúa sin aplicar grandes aumentos en los márgenes comerciales, lo que favorece la estabilización de los precios». En este sentido, se añade que sólo «el 10% de los comercios afirma que ha incrementado los precios en el segundo trimestre del año».

En cuanto a las inversiones, uno de cada tres comercios afirma que ha realizado alguna inversión en su negocio durante el segundo trimestre del año (32,1% frente al 21,1% del mismo periodo del año anterior). Las previsiones indican que en el tercer trimestre sólo el 17,3% aumentará sus inversiones en sus negocios.