Buscar

Los turistas se dejan 1.080 millones en los comercios de la Comunidad.

La mayor parte se destina a la compra de alimentación y bebidas para las segundas residencias, según el informe elaborado por el Pateco. La cifra supone un incremento de más de un 18% sobre el año anterior.

 

El importante incremento que se registró el año pasado en la llegada de turistas a la Comunidad Valenciana también tuvo su repercusión en el sector comercial. Los visitantes extranjeros y de otras autonomías que pasaron unos días de descanso en la zona se dejaron nada menos que 1.080 millones de euros en las tiendas locales, lo que supuso un incremento del 18% sobre el ejercicio anterior.

Así lo pone de relieve el "Informe Anual de la Distribución Comercial de la Comunidad Valenciana" que ha elaborado la Oficina de Comercio y Territorio (Pateco) del Consejo de Cámaras, en el que también se destaca la buena evolución general de todo el sector, aunque aún se mantiene por debajo de las cifras que alcanzaba antes de la crisis.

Del total de 1.080 millones que gastaron los turistas en las tiendas de la Comunidad durante el año pasado, más de 654 millones se fueron en bienes de uso diario, es decir, en alimentación, bebida o productos de higiene que aquirieron, sobre todo, quienes se alojaron en segundas residencias. En ropa o calzado se dejaron otros 126 millones de euros, en equipamiento para el hogar otros 54 millones y 245 millones más en el resto de productos que pueden encontrarse en los comercios.

Como se apuntaba, fueron quienes se alojaron en apartamentos los que más dinero invirtieron en el comercio local, con 732 millones; seguidos por los clientes de los hoteles, que gastaron 211 millones; mientras que los usuarios de otro tipo de establecimientos, como los cámpings, supusieron un negocio de 136 millones de euros. Estas cifras ha servido al director general de Comercio de la Generalitat, Natxo Costa, para desacreditar el modelo de Zonas de Gran Afluencia Turística para permitir la libertad horaria en el sector ya que, recalcó, "el 67% del gasto turístico en el comercio es residencial".

Un 5,9% más de facturación

En términos generales, el informe del Pateco pone de relieve la paulatina recuperación del sector comercial en la autonomía, que cerró el año pasado con una facturación conjuntan de 23.545 millones, un 5,9 % más que el año anterior.

Eso sí, no todos los formatos comerciales han crecido por igual, ya que las grandes cadenas experimentaron una evolución más positiva que las tiendas independientes. Igualmente, fueron los establecimientos de equipamiento para el hogar los que más aumentaron sus ventas.

También destaca que la facturación media por local creció un 5,3% pero la productividad por empleado sólo lo hizo en un 0,7%. En total, el comercio emplea a 203.000 personas en el conjunto de la autonomía de los que 142.307 son asalariados y 61.412 son autónomos, aunque estos últimos se redujeron durante el último año.

En la Comunidad Valenciana, el 53 % de los comercios no tiene asalariados y el 43 % son microempresas (entre 1 y 5 trabajadores) y solo el 0,1 % tiene más de cien empleados, y existe "una sobreabundancia" de puntos de venta (63.000).