Buscar

Más ventas pese al cierre en festivos.

Es matemático: la economía se recupera poco a poco, crece el empleo, la renta disponible y por extensión el consumo. Y una de las primeras actividades económicas en beneficiarse de este círculo vicioso es el comercio, que de forma paulatina va resurgiendo de su particular crisis. Más ventas y tráfico comercial en definitiva. La Comunidad Valenciana es un ejemplo de lo anterior.

Lo dice el último informe de coyuntura, denominado Encuesta Trimestral del Comercio Minorista, referido al primer trimestre de este año y que realiza la Oficina Comercio y Territorio-Pateco del Consejo de Cámaras de Comercio de la región. Las grandes superficies, pese a no contar con una libertad de horarios plena por las trabas impuestas por los ayuntamientos y la propia Generalitat, son las que principalmente están capitalizando el repunte del consumo. Eso se traduce en más negocio, compras a proveedores e inversiones en un contexto en el que los precios se mantienen y el empleo se reactiva aunque a una velocidad más lenta que la registrada en las ventas.

De este modo, en la Comunidad Valenciana el 41,5% de los comercios minoristas ha incrementado las ventas en el cuarto trimestre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015. En este apartado destacan los comercios de mayor tamaño. No en vano, el 54,5% de las grandes superficies encuestadas que operan en las tres provincias reconocen que su negocio ha aumentado. Ningún otro agente admite haber subido tanto las ventas como las grandes superficies.

La reactivación de la facturación de estos operadores se ha desatado en un contexto precisamente no muy propicio para su desarrollo. Y es que en la Comunidad en general, y en ciudades como Valencia y Alicante en particular, sigue habiendo importantes restricciones a la libertad de horarios comerciales, de forma que las grandes superficies que están fuera de las llamadas zonas de gran afluencia turística (ZGAT) acordadas en los municipios, continúan sin poder abrir sus puertas todos los domingos y festivos del año.

Desde Anged (Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución), su portavoz Carlos Alfonso, destaca que «los primeros datos económicos de 2017 corroboran que turismo y comercio son las dos grandes locomotoras de la economía valenciana. Los datos de evolución de turismo, comercio y empleo son contundentes: las aperturas de festivos satisfacen las necesidades de los consumidores, generan empleo y potencian la economía».

Las grandes superficies defienden que las aperturas de festivos sirven para reactivar el consumo en el sector, como ha sucedido en Semana Santa, la cual, y a la espera de las cifras definitivas, puede haber sido «la mejor de la historia para el comercio» de la región por la gran afluencia de turistas. El Consell, mientras tanto, sigue en busca de un consenso entre todos los agentes implicados para alcanzar un pacto sobre las aperturas en festivos, pero de momento ese acuerdo es imposible.

Plantillas

El informe del Pateco y las Cámaras de Comercio agrega que «el 38,9% de los comerciantes entrevistados asegura que la afluencia de visitantes de sus comercios se ha incrementado respecto a hace un año», y que el 30,9% afirma que no ha percibido ninguna diferencia respecto al año anterior. Asimismo, seis de cada diez comerciantes sostiene que el ticket medio de venta ha sido similar al del año pasado o bien se ha incrementado.

En términos de empleo la recuperación es más moderada. El 11,4% de los comercios afirma que incrementó el número de trabajadores en el negocio. El 73,6% no llevó a cabo ninguna contratación, permaneciendo constante el número de trabajadores respecto al mismo periodo del año anterior. Tres de cada cuatro comercios tiene la intención de mantener el número de puestos de trabajo, «sin llevar a cabo reducciones de personal» de cara a 2017.