Buscar

Alicante debe velar por el equilibrio del centro.

EL INFORME encargado por el Ayuntamiento de Alicante a las cámaras de comercio de la Comunidad avala el proyecto, incluido en su plan de movilidad, de peatonalizar parte del centro tradicional. Más concretamente, el eje que va desde Maisonnave hasta Bailén, pasando por San Francisco (la calle de las setas). Se trata de la misma zona que disfruta de libertad de horarios comerciales en al capital, y que se ha convertido en un núcleo de ocio durante los fines de semana gracias al fenómeno del tardeo. Independientemente de los argumentos técnicos, es evidente que una ciudad como Alicante se presta a este tipo de iniciativas, sobre todo porque ya se ha demostrado que funcionan en otras localidades turísticas como Benidorm. Una vez tomada la decisión de cerrar al tráfico, el papel del Ayuntamiento debe de ser el de mediador para evitar que se produzcan abusos, porque una cosa es potenciar la hostelería y el comercio en el centro y otra permitir barra libre a los empresarios. Los vecinos también tienen derecho a que se cumpla escrupulosamente la ordenanza y a exigir sus horas de descanso. El equipo de Gobierno debe de arbitrar esa transición escuchando a todas las partes y tratando de conciliar intereses públicos y privados.