Buscar

El mejor año para el comercio del último lustro.

El comercio valenciano vuelve a respirar. Si la mejoría comenzó a notarse en 2015, cuando la C. Valenciana frenó la destrucción de empresas que iba en caída libre desde 2008, el tirón del gasto por efecto de la mejora de la economía valenciana y la mayor renta disponible, ha permitido al comercio minorista alcanzar el volumen de ventas más alto de los últimos cinco años. El crecimiento en 2016 ha sido del 3,7%. Así se desprende del balance anual elaborado por la oficina Comercio y Territorio Pateco de las Cámaras de Comercio.

La ecuación de más gente trabajando (65.209 puestos de trabajo más en la C. Valenciana), mayor renta de las familias (3,6% de aumento), más consumo final de los hogares (3,15%), y un moderado aumento de los precios (0,7%), sobre todo en ropa, muebles o alimentación, ha repercutido en el sector minorista.

Tirón final con el 'black friday'

Además, el sprint final del año ha terminado de redondear los resultados, con una campaña de black friday (final de noviembre) que sigue batiendo récords cada año: las ventas en noviembre se elevaron un 5,8% interanual.

Con todo, las expectativas para 2017 son algo más moderadas. Las previsiones de crecimiento del consumo privado y renta disponible de los hogares permitirán que las ventas sigan creciendo, pero a menor ritmo que en los trimestres anteriores.