Buscar

Exportación y turismo dan otro tirón a la economía de Castellón.

El 2016 ha sido «un año muy satisfactorio. Por fin la economía está en ebullición». La presidenta de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Castellón, Dolores Guillamón, se expresaba ayer en estos términos a la hora de hacer balance del ejercicio que está a punto de finalizar, después de años de dificultades, las mismas por las que ha pasado la propia institución cameral y que ayer afirmó que «ha visto la tan ansiada luz del túnel».

Dos son los pilares que permiten que la economía de Castellón vaya en línea ascendente de manera sostenida: de un lado, las exportaciones, y del otro, el turismo. De las primeras afirmó que «han tirado muchísimo». En el caso del turismo, lo atribuyó a dos fenómenos: la inestabilidad política y la falta de seguridad en el resto de los destinos del Mediterráneo, que han derivado visitantes hasta las playas de la provincia, y por la puesta en marcha del «aeropuerto, que guste o no guste, ha sido un revulsivo».

INDICADORES // Los datos estadísticos corroboran la opinión de Guillamón. Castellón fue la provincia donde más bajó el paro en el mes de noviembre en el conjunto del territorio nacional. Exactamente, 1.477 personas abandonaron las listas del SEPE (antiguo Inem), fijando la cifra de afectados en 44.548 desempleados, según los datos aportados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Y en los últimos 12 meses la provincia ha rebajado el desempleo en un total de 5.551 personas, lo que supone una tasa porcentual del 11%.

Y aún hay más. Las exportaciones castellonenses de mercancías han alcanzado en los últimos 12 meses los 6.477,63 millones de euros, un 4,57% más que en el mismo periodo anterior.

Y por lo que respecta al turismo internacional, solo un dato relevante a tener en cuenta: la demanda solo de apartamentos de Castellón por parte de extranjeros acumuló 413.022 reservas de enero a octubre, 28.791 más que en el mismo periodo del año anterior. En cuanto a viajeros internacionales, ha supuesto 40.441, de ellos, hasta 6.726 nuevos.

Además de estas dos patas, la presidenta de la Cámara destacó el peso que tiene el sector cerámico, que sigue siendo hegemónico en Castellón, así como el sector servicios. Sobre este último, Francisco García, responsable del área, destacó que «la recuperación es lenta, pero el sector es optimista» porque ya ha iniciado una línea de «crecimiento progresivo y no de picos», es decir, de una etapa positiva y otra negativa, de manera que ahora el alza es «sostenida». Según los datos de la Oficina del Pateco, citó, el empleo ha crecido en un 6%.

Aun así, el principal lastre de Castellón es ahora «el paro y los salarios». El primero, porque está en niveles todavía muy altos, y el segundo, porque la capacidad de gasto de las familias todavía es limitada. Ahora, patronal, sindicatos y Gobierno parece que van a alcanzar un acuerdo para que el salario mínimo crezca un 8%, por lo que se los salarios crecen algo, «se podrá consumir más».

¿Y PARA EL AÑO 2017? // Interpelada sobre cómo será el año 2017, la presidenta de la Cámara de Comercio, Dolores Guillamón, declaró que esperan «que sea el triple de mejor», dijo, más como deseo que como estimación real.

Mediterráneo ya se hizo eco del informe del BBVA, en el que se anunciaba que el PIB de la Comunitat crecería este año en un «3,3%», y del «2,2%» en el caso del 2017, por el efecto del brexit.