Buscar

Alicante encarga a las cámaras un informe para peatonalizar el centro.

Comercio solicita a la Oficina del Pateco que valore los procesos de otras ciudades

Si es favorable se destinará en 2017 una partida de 700.000E en las inversiones sostenibles

El Ayuntamiento de Alicante ha solicitado un informe a la Oficina del Plan de Acción Territorial del Comercio (Pateco) para que evalúe el impacto económico de la peatonalización del centro de la ciudad a partir de 2017. En concreto, el área de Comercio quiere conocer las implicaciones que ha tenido esta medida en otros municipios y si se ha traducido en una mejoría de ingresos para los negocios dentro de su área de influencia. El coste de este encargo es de 1.500 euros.

Paralelamente, se ha solicitado a la Concejalía de Tráfico, que lleva Fernando Marcos, otro estudio sobre la posibilidad de habilitar rutas alternativas de manera inmediata, y los efectos que podría tener sobre la circulación en el casco urbanodel centro de Alicante. Estas peticiones deben cubrir las dos fases previstas por el consistorio alicantino para peatonalizar: la calle Bailén y la avenida de la Constitución en primer lugar y el eje comercial de Maisonnave en segundo.

Fuentes municipales explicaron que el coste estimado de la primera parte de este proyecto (Bailén y Constitución) requiere una partida estimada de 700.000 euros.Este importe no figura en el presupuesto para 2017 pero el compromiso de la Concejalía de Hacienda es que se incluya dentro del capítulo de las inversiones sostenibles. La idea es abordar la peatonalización completa, incluyendoMaisonnave, antes de que acabe el mandato. «O, al menos, tener ya empezados los trabajos», indicaron en Comercio.

A expensas de lo que diga la Oficina del Pateco, la directriz política de la Concejalía de Comercio es la de peatonalizar. El asesor del área, Pedro de Gea, pone ejemplos de otras ciudades del entorno, como Benidorm, donde se ha llevado con éxito la transformación del centro de la ciudad (en este caso la calle Alameda) para abrirla a la restauración y a los negocios de barrio.

En el caso de Alicante, los comerciantes del centro incluso convocaron una reunión en la que se debatió un informe elaborado por el arquitecto de la Universidad de Alicante, Florentino Regalado, cuya conclusión, según explicó en declaraciones a Radio Alicante, es que los distintos equipos de Gobierno de la ciudad han tenido «miedo común a peatonalizar». Para Regalado, la apuesta por cerrar al tráfico el centro «es común en otras muchas ciudades europeas» donde «ha ayudado a reactivar el comercio, como por ejemplo Nápoles».

Por su parte, De Gea recordó que en Alicante existe una suspensión de licencias de veladores en el centro (la Concejalía de Urbanismo ha prohibido abrirnuevas terrazas después de solicitárselo los vecinos y hosteleros), por lo que el espacio que se acabe ganando «será única y exclusivamente para el peatón y para el comercio».

LA PRUEBA PILOTO QUE SÍ FUNCIONÓ

Semana de la movilidad. El primer anuncio por parte del Ayuntamiento de que se estaba planteando peatonalizar Maisonnave se produjo en la Semana de la Movilidad, a mediados de septiembre, cuando el Ayuntamiento cortó la entrada del tráfico al eje comercial durante un fin de semana. El consistorio aseguró que los desvíos programados no habían supuesto ningún colapso «a pesar del volumen de gente que se registró», por lo que Comercio consideró «factible» incluir en sus planes comerciales la peatonalización de la avenida. Realmente no es un proyecto nuevo, pero ningún equipo de Gobierno anterior se atrevió a ejecutarlo.