Buscar

El comercio ‘on line’ va a más en Castellón con 150.000 clientes.

Hace poco más de cinco años, el 14 de septiembre del 2011, el gigante del comercio electrónico americano Amazon abrió oficialmente su tienda en España. Fue un aterrizaje sonado, que afianzó el comercio electrónico y que, en ese tiempo, ha situado el portal de venta español como la sexta web más visitada de España (por detrás de Google.es, Google.com, Youtube, Facebook y Twitter). Hoy, un lustro después, pocos son los consumidores de Castellón que se resisten a abrir el ordenador, la tableta o el teléfono móvil y meter un producto en la cesta de la compra virtual. Porque aquí las compras se hacen cada vez más a golpe de clic.

En una provincia con más de 400.000 líneas de teléfonos móviles y donde el 70% de los hogares dispone de al menos un ordenador con acceso a internet, no es de extrañar que las ventas del comercio electrónico se disparen año tras año. Un dato: el 34,2% de los ciudadanos de Castellón de entre 16 y 74 años (unos 150.000 en números absolutos) ha adquirido productos o servicios a través de Internet en los últimos tres meses, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Lo significativo es que la cifra se ha duplicado en apenas cuatro años, ya que en el 2011 el porcentaje no alcanzaba el 15%. Y un apunte más. Desde el año 2008 el número de consumidores que compra por la red se ha multiplicado por tres.

Las compras son cada vez más digitales, pero la revolución del comercio electrónico la protagonizan principalmente los jóvenes. De hecho, y siempre según los datos del INE, algo más de la mitad de la población de Castellón de entre 25 y 44 años práctica habitualmente el e-commerce Le siguen los clientes de entre 16 y 24 años. Cierran la lista el grupo de personas de entre 65 y 74 años, donde el uso de internet para comprar es minoritario.

¿QUÉ SE COMPRA? // Los jóvenes compran más y los productos más demandados son los alojamientos hoteleros. Nada menos que el 56% de los consumidores de Castellón que usan internet para comprar reservaron el alojamiento de sus vacaciones mediante ese canal. A las vacaciones le sigue la adquisición de ropa y material deportivo. Al consumidor ya no le importa si no puede probarse el vestido antes de comprarlo. Tampoco si ese par de zapatos le aprieta o si esa chaqueta le va demasiado larga. La mitad (50,9% de los internatutas de la provincia han comprando este tipo de productos. Las entradas para espectáculos y los bienes duraderos para el hogar (electrodomésticos, informática...) también están entre las partidas de productos con mayor compra.

El crecimiento del número de consumidores que compra en internet es imparable, como también lo es la transformación que han experimentado en los últimos años decenas de tiendas. Compañías como Zara, Mango o El Corte Inglés son casos de éxito en esta convergencia (mantiene sus tiendas físicas pero han apostado muy fuerte por la venta on-line) y el pequeño comercio de Castellón también trata de ganar visibilidad en la red. De hecho, y según datos de la Confederación de Comerciantes y Autónomos de Castellón y la Comunitat (Covaco), el comercio minorista de la provincia ya factura gracias a interner 125 millones al año.

1.300 TIENDAS EN LA COMUNITAT // Aunque cada vez más empresas y comercios de Castellón disponen de tienda on line, los datos aún son muy bajos. El último informe Pateco cifra el censo del establecimientos con tienda virtual en 1.318 registros en la Comunitat y, aunque los datos van al alza, solo representan el 2,1% de los locales valencianos.

Todojuguete o Visualis forman parte de ese 2,1% de establecimientos de la provincia que compagina la venta en tienda física (que sigue siendo la mayoritaria) con el potente comercio on line. Quesos Els Masets es otro ejemplo y, desde la Torre d’En Besora, comercializa yogures por todo el país. Pero hay más ejemplos de pequeñas empresas que han dado el salto a internet. Las farmacias son una de ellas y, al menos dos en Castellón, dan la posibilidad de comprar on line. H