Buscar

Apuesta por lo digital y el compromiso social.

En los próximos años, el reto del sector de la distribución comercial será «saber captar y aprovechar las oportunidades que le brinda el nuevo entorno normativo, económico, social y tecnológico», indican desde la Oficina del Pateco.

Por un lado, las previsiones económicas apuntan a que «el ritmo de crecimiento se mantendrá durante el año 2016 algo más moderado que en el 2015, pero en torno al 2,9%». Este crecimiento puede favorecer el dinamismo del mercado de trabajo y el incremento de poder adquisitivo de la población. «El consumo privado seguirá siendo el factor clave para mantener un buen ritmo de crecimiento económico», continúan los expertos en su informe radiográfico del sector.

Y en este sentido, avanzan que «una de las cuestiones claves» será «conectar y empatizar» con las necesidades de los nuevos consumidores. Y es que el sector del comercio se va a ver muy influido por «el envejecimiento de la población», «la colaboración como filosofía de consumo», el «consumo responsable» o el «turista consumidor».

Y un fenómeno que va a más será el del «consumidor sobreconectado», teniendo en cuenta que el 30% de los nativos digitales, caracterizados por el uso de varios dispositivos digitales de forma simultánea. «Para ellos, lo virtual y lo real son una sola cosa, lo que ha incidido en el modo de consumir, en los horarios de consumo y enla percepción de los espacios comunes», subrayan los técnicos.

Con estos mimbres, los empresarios deben apostar por la omnicanalidad (tienda física y on line), el uso intensivo de tecnología o el compromiso social (la incorporación de criterios de sostenibilidad o contratación de colectivos desfavorecidos, por ejemplo). H