Buscar

El conseller de Economía informa a los empresarios de la versión preliminar del Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio.

El conseller de Economía, Rafael Climent, reunió ayer al sector del comercio para presentarles la versión preliminar del Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio de la Comunitat (Patsecova) que, entre otras cuestiones, endurece los requisitos para autorizar la implantación de macrocentros como Puerto Mediterráneo, convertido ya en paradigma del modelo que rechazan los gobernantes de Compromís.

De la libertad horaria, ni palabra. Según indican a LAS PROVINCIAS varios asistentes, el director general de Comercio, Natxo Costa, llegó a bromear con que era «tema tabú».

Climent apuntó que el Patsecova «pretende impulsar el comercio de proximidad, manteniendo la diversidad y el equilibrio entre comercio urbano y periférico», con un plan de acción a cinco años con una inversión de 73,49 millones, de los que la Generalitat aporta el 58,8%.

Tras repasar sus líneas maestras, dijo que habrá cuatro meses para presentar alegaciones, prorrogables, antes de su aprobación definitiva. El contenido concreto se verá más adelante y habrá un comité de seguimiento.

Además de introducir la figura de «zona saturada», que permitiría denegar la apertura, como publicó este diario, el borrador preveía procesos de audiencia específicos para municipios colindantes, así como ahondar en criterios de sostenibilidad.

Nuevo subdirector

Por otro lado, se informó al Observatorio del nombramiento como subdirector general de Comercio de Adel Francés, dirigente de Intersindical Valenciana-sindicato afín a Compromís- y que sonó como director general de Función Pública, pero fue bloqueado desde UGT.

Francés, persona de confianza de Costa, ocupaba hasta ahora su plaza de funcionario precisamente en Función Pública y, desde el lunes, ha relevado en Comercio a Miquel Clemades, que regresó a su puesto de jefe de servicio para no perderlo.