Buscar

La Generalitat se toma una semana para planificar cómo recupera el cierre en festivos.

·         Economía está buscando «la mejor estrategia administrativa para revertir la situación lo antes posible» y volver a restringir las apertures

La consellería se cita con el sector mañana en una reunión extraordinaria sobre el nuevo Patsecova

La Conselleria de Economía ha decidido darse una semana de plazo para planificar cómo recupera el cierre del comercio en festivos tanto en Valenciacomo en Alicante, después de que a finales de la semana pasada dejase sin efecto la restricción de la libertad horaria impulsada en ambas ciudades por los nuevos gobernantes municipales y que había sido ratificada posteriormente por la Generalitat.

Desde el departamento que dirige Rafael Climent reclaman ahora tranquilidad para buscar «la mejor estrategia administrativa para revertir la situación lo antes posible» e insisten en la importancia de no cometer errores en la nueva tramitación administrativa, en vista de que las deficiencias señaladas por la Abogacía General de la Generalitat han acabado por tumbar los dos procedimientos anteriores, además de abrir una guerra entre Compromís y PSPV en el seno de la conselleria.

Un día después de que el centro comercial Arena aprovechase en solitario la posibilidad de volver a abrir en domingo, desde Economía recalcaron el pasado lunes a LAS PROVINCIAS que están «estudiando cómo revertir la situación» y que ahora es momento de «trabajar internamente» a fin de «trazar la estrategia administrativa para que todo salga perfecto».

Cuando tengan claro cómo proceder, se lo trasladarán a los agentes del sector y al Ayuntamiento de Valencia, que está pendiente de que la Conselleria de Economía explique sus planes para, a partir de ahí, convocar al Consell Local de Comerç y dar los pasos oportunos para repetir el proceso, según trasladan a este diario fuentes del consistorio.

Mientras Economía intenta calmar los ánimos y dar con una fórmula que evite nuevos despropósitos, como el de restablecer las aperturas en festivo apenas un mes después de ordenar el cierre en tres de las cinco zonas autorizadas por el PP la legislatura anterior, por defectos de forma, los agentes del sector aguardan expectantes el siguiente movimiento de las administraciones públicas y reclaman consenso y mayor seguridad jurídica.

En cuanto a los agraviados, desde Arena señalan que el pasado domingo abrió un 40% del centro y que «el próximo lo harán todos» los negocios, a la espera eso sí de lo que determinen los responsables de Carrefour. Esta enseña forma parte de la Asociación de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que el viernes optó por aplazar esta decisión porque trasciende el ámbito de responsabilidad regional y cada empresa la estudiará donde corresponda.

Horas después de que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, les pidiese que cumplan el acuerdo y no abran, pese a poder hacerlo, desde Anged aseguraron a este periódico que, entre sus miembros, «hay buena voluntad de estudiar con detenimiento los temas e intentar alcanzar una solución definitiva, no provisional, que es lo que se generaría con una apertura prematura».

El Corte Inglés, por su parte, todavía no ha fijado su postura al respecto, entre otras cosas porque el lunes fue festivo en Madrid. Su decisión acerca de reabrir o no los establecimientos de Maisonnave (Alicante) y Nuevo Centro e Hipercor y la que tomen Carrefour, Media Markt y C&A serán determinantes para visibilizar el efecto del restablecimiento de la libertad horaria o neutralizarlo, en caso de que mantengan el cierre mientras se repite el proceso.

Con todas las miradas pendientes de la Conselleria de Economía por esta cuestión, los agentes del sector se verán las caras mañana con motivo de la sesión extraordinaria del Observatorio del Comercio autonómico convocada para informar del inicio de la fase de participación y consultas del nuevo Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio Valenciano (Patsecova).