Buscar

Alicante: El centro quedará cerrado al tráfico los domingos para acoger tres mercadillos.

El alcalde, Gabriel Echávarri, sorprendió ayer al Consejo Local de Comercio que debía debatir la apertura horaria que se planteará en el Pleno del jueves con la presentación de un ambicioso plan para impulsar el comercio de proximidad en el que se incluye el cierre al tráfico los domingos del área comprendida entre la Rambla de Méndez Núñez, Alfonso el Sabio y Doctor Gadea para crear hasta tres mercadillos al aire libre: antigüedades, productos culturales y ecológicos.

Con ellos se pretende «generar flujos de visitantes y que complementen la oferta comercial existente». Recoge, aunque modifica, la idea expuesta por Corazón de Alicante de cerrar los sábado el centro para aprovechar el 'tardeo'.

Este Plan de Dinamización Comercial se desarrollará durante esta legislatura y pretende ser «un revulsivo del tejido comercial urbano», según explicó el Ayuntamiento en un comunicado. Además, el plan incluye realizar actividades durante los fines de semana en 15 zonas de la ciudad, con el consenso de las asociaciones de comerciantes, para revitalizar el comercio urbano y de proximidad. Se trata de actividades culturales, como teatro y cursos, infantiles -colchonetas, magia-, y deportivas -pista fútbol-3, baloncesto, balonmano-. Además, se propone la creación de un quinto mercadillo en la zona de la Albufereta y playas, ubicado entre las calles Manuel Azaña, Britania y Enric Valor, entre otras medidas que cubren barrios y partidas de toda la ciudad.

En cuanto a los cruceros, desde el Observatorio de Cruceros se buscará una oferta que «garantice la comodidad comercial y la fidelización» de este segmento. Este año la ciudad acoge por primera vez dos salidas de cruceros, algo que se quiere potenciar en próximos años. Entre otras medidas para este sector, se propone rutas específicas comerciales con señalética propia, poner a disposición de los cruceristas el transporte público y el Turibús para que sean trasladados al centro de la ciudad.

La Concejalía entiende este plan de dinamización como «un complemento» a la apuesta por la liberalización de horarios comerciales, ya que se considera necesaria la creación de un programa de actuaciones para que el comercio urbano o de proximidad de la ciudad de Alicante, no sólo no se vea afectado por esta decisión, sino que además se vea potenciado. Será el Pleno el que decida si se va a poner en marcha.

No obstante, el alcalde ha solicitado el apoyo económico de la Generalitat a «este ambicioso plan» y ha pedido al director general de Comercio, Natxo Costa, una nueva actualización del PAC Lucentum «para seguir acometiendo las reformas urbanístico comerciales que se requieran de forma urgente y poder seguir cambiando la fisionomía de la ciudad en sus áreas comerciales».

Por otra parte, en el Consejo Local de Comercio se ha dado cuenta de la propuesta del Grupo Municipal Ciudadanos del cambio de nombre del Mercadillo de Teulada por el de José Manuel Gosálbez. Y se ha dado cuenta también de las denegaciones de los días 19 de marzo y 26 de diciembre como horarios excepcionales para la apertura comercial por parte de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.