Buscar

Climent tranquiliza a los polígonos por las limitaciones al suelo industrial.

La letra pequeña del Plan de Acción Territorial del Comercio de la C. Valenciana (Patsecova) que está desarrollando en estos momentos la Conselleria de Economía ha despertado la inquietud en el tejido empresarial valenciano, sobre todo en los polígonos.

Entre otras cosas, el Patsecova pretende que los ayuntamientos especifiquen qué parte de su suelo industrial será terciario comercial, es decir, que estará destinado estrictamente a este uso, lo que se ve como una limitación al desarrollo de estas zonas. Hasta ahora el suelo se declara terciario, de forma genérica, con lo que cada ayuntamiento puede autorizar una amplia gama de usos dependiendo de las posibilidades que surjan.

En este contexto, el gerente del polígono Fuente del Jarro, Joaquín Ballester, trasladó ayer al conseller de Economía, Rafael Climent, su preocupación por la letra pequeña del Patsecova. Fue durante una reunión en Paterna con empresas locales, a la que asistieron, entre otros, la directiva de Asivalco (Fuente del Jarro); Salvador Navarro, presidente de la patronal CEV; el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo; o representantes de Bankia.

El conseller Climent trató de limar asperezas con el sector, que tiene en Paterna, con cinco polígonos, uno de los núcleos industriales más potentes. El Patsecova «no es una realidad», «es un borrador», «està en bajoqueta», vino a decir utilizando una expresión valenciana. El titular de Economía explicó que habrá un periodo de alegaciones, mientras desde Fuente del Jarro reclamaron que empresas, parques industriales y polígonos participen en la negociación del plan.

Durante la reunión surgió el asunto de Puerto Mediterráneo, el macroproyecto de ocio atascado en su trámite administrativo para enfado del ayuntamiento. Climent mantuvo su discurso: no le gusta el proyecto, pero tiene que garantizar la seguridad jurídica. Todas las instancias ya dan por hecho que el proyecto saldrá adelante.

Por otro lado, el conseller anunció para 2016 una inversión de 12,9 millones en los polígonos valencianos. Por su parte, Sagredo anunció 30 millones para Paterna hasta 2020: 15 de financiación de la UE y 15 del ayuntamiento.