Buscar

Juan A. Sagredo, alcalde de Paterna: "No van a poder paralizar la inversión de Puerto Mediterráneo".

Su proyecto para Paterna es otro, rearmar los cinco polígonos industriales del municipio para impulsar la creación de empleo. Pero Puerto Mediterráneo (el gran complejo comercial y de ocio que la firma Intu-Eurofund Investments quiere instalar en el municipio) ya estaba encima de la mesa desde la anterior legislatura y, tras tomar la vara de mando del consistorio, Juan Antonio Sagredo, alcalde de Paterna, decidió no desdeñar ninguna inversión privada que pudiera generar riqueza y trabajo sin antes analizarla en profundidad. La magnitud de las cifras del proyecto, próxima a los 865 millones de euros, y la inexistencia de informes desfavorables acabó de convencerle de seguir adelante con su tramitación pese al rechazo de algunos de los partidos de la oposición.

Sin embargo, la inversión se ha encontrado con un obstáculo inesperado, la Conselleria de Economía con Rafael Climent a la cabeza, que ha lanzado varios dardos con la intención de bloquear la instalación de esta nueva gran superficie comercial. El último, el anuncio de que el Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio en la Comunidad (Patsecova) incluiría una cláusula para bloquear proyectos en zonas comercialmente saturadas. Una decisión que parece directamente encaminada a frenar la tramitación del expediente de Puerto Mediterráneo.

«No se va a poder paralizar porque no tiene ni un solo informe en contra. Al revés, la promotora del centro cuenta con más de 40 informes favorables que avalan completamente el proyecto», argumenta Sagredo tras conocer el último movimiento de la Conselleria de Climent. El alcalde de Paterna no entiende cómo desde Economía se busca frenar una gran inversión para el municipio pero a cambio no ofrecen ninguna alternativa. «Habría que dar una gran voltereta política tumbar algo que tiene todos los informes a favor», subraya. Y añade:«Creo que la reforma de este plan va encaminada a que Compromís contente a unas personas a las que les había dicho que iba a paralizar entre otras cosas Puerto Mediterráneo. Pero hay que tener siempre claro que no se puede contentar a todo el mundo y que debe primar siempre el interés general».

Pese a todo, el primer edil es optimista con respecto a la tramitación y confía en que pueda salir adelante sin más obstáculos. Y es que sus impulsores prevén generar 5.900 puestos de trabajo en la fase de explotación y de 1.700 a 4.500 durante el periodo de construcción. Además, se barajan unos ingresos de 35 millones ya el primer año y 20 millones de visitas al año. La experiencia de Kinepolis podría servir de aproximación al resultado que espera una de las mayores promotoras de centros del Reino Unido.

Otro movimiento del Consell implicará que el gran comercio no pueda recurrir a la declaración de Actuación Territorial Estratégica (ATE), una figura creada para agilizar la tramitación de los grandes proyectos, como se ha hecho con Puerto Mediterráneo. No obstante, desde la Conselleria son conscientes de que esta nueva medida no podría llegar a afectar a Puerto Mediterráneo, que ya tiene la tramitación muy avanzada.

La posición de Sagredo con Puerto Mediterráneo contrasta también con otros proyectos heredados del ejecutivo encabezado por Lorenzo Agustí la legislatura pasada, como la Zona Franca. Esta actuación, que generó una dura polémica en el municipio, ha quedado definitivamente descartada por el nuevo equipo de Gobierno. Son la cara y la cruz de los proyectos que arrastran de la anterior legislatura.

Obras e inversiones

Con todo, Puerto Mediterráneo no es el único proyecto que gestiona el reducido equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Paterna (Sagredo gobierna con seis concejales de 25). Aunque los presupuestos se encuentran prorrogados al no alcanzar un acuerdo para desbloquearlos, el PSPV ha conseguido aprobar inversiones en las calles por un importe de 15 millones de euros. Este presupuesto engloba tanto pequeñas iniciativas como el reasfaltado de algunas calles del núcleo urbano de Paterna, desde la peatonalización de espacios púbicos hasta la ejecución de obras pluviales. El alcalde, además, subraya que se han aprobado también convenios con la Conselleria de Vivienda para rehabilitar viviendas en la Coma.

Respecto a la gobernabilidad del municipio, Sagredo asegura que, aunque cuenta con un gobierno en minoría, está aprobando el 60% de las medidas con consenso. Es en virtud a estos pactos por lo que se han obtenido los 15 millones de euros para ejecutar diferentes obras o se ha aprobado una solicitud para optar a fondos Feder europeos por unanimidad para convertir a Paterna en una ciudad inteligente y sostenible. «Hemos conseguido poner de acuerdo a los seis partidos de la corporación para seguir esta línea de trabajo», mantiene el primer edil. A la partida de Europa tendrá que sumarse el mismo esfuerzo por parte de consistorio, por lo que finalmente el municipio tendrá a su disposición 45 millones.

Ente metropolitano

Otro de los grandes asuntos para los que Sagredo reclama una atención especial es la constitución de un ente metropolitano en Valencia que permita compartir recursos y, fundamentalmente, articular un sistema de transporte que permita conectar mejor la localidad con el resto de municipios que conformarían el espacio que rodea a Valencia.

«El ente metropolitano es absolutamente necesario para articular un área potente con servicios compartidos pero he de decir que, de momento, no hemos notado el cambio al frente del Ayuntamiento de Valencia. Seguimos igual porque Joan Ribó insiste en cobrarnos lo mismo que cuando gobernaba Rita Barberá», asegura el primer edil. Y es que entiende que el beneficio de que las líneas de autobús lleguen a su término municipal es mutuo. En el caso de Paterna porque sus vecinos disponen de un sistema de transporte que les conecta con la capital y en el de Valencia, porque atrae a la ciudad trabajadores y visitantes que consumen directamente allí. «Se trata de que la línea de autobús beneficia a los dos municipios y no entendemos que haya que esperar a un contrato programa para empezar a aplicar estas medidas cuando esto era lo que criticaba el ahora alcalde de Valencia cuando estaba en la oposición frente a Barberá», lanza el alcalde.