Buscar

La Generalitat restringirá el suelo disponible para grandes superficies.

  • El Patsecova, que ultima Costa, sólo permitirá que se establezcan en parcelas de uso terciario comercial
  • El plan valorará aspectos como la movilidad o la eficiencia energética

Permanecía en un cajón de la conselleria de Economía desde 2014, aunque el nuevo Plan de Acción Sectorial del Comercio (Patsecova) verá la luz de forma inminente. Esta hoja de ruta que permitirá ordenar y planificar el establecimiento de las superficies comerciales en la Comunidad Valenciana se convertirá en la primera iniciativa del director general Natxo Costa en el recién estrenado 2016. La oficina Pateco de la Cámara de Comercio, a la que la Generalitat encomendó el trabajo técnico, trasladará en los próximos días el documento definitivo.

El texto, que planteará varias propuestas de actuación, poco tiene que ver, sin embargo, con el que se planteó en tiempos del PP. «Se ha aprovechado el trabajo técnico, el bruto, pero la formulación es distinta», precisa Costa a este diario. Los escenarios se han revisado para plasmar la nueva sensibilidad del Gobierno autonómico. Por ejemplo, se restringirá el suelo disponible para las grandes superficies.

Según el responsable de la oficina técnica Pateco, Agustín Rovira, el plan tendrá en cuenta aspectos como la eficiencia energética, la integración paisajística, la preservación del patrimonio y la movilidad sostenible a la hora de autorizar un nuevo enclave comercial en la región.

Pero, además, desde el punto urbanístico también se restringirán sus emplazamientos. No valdrá, como hasta ahora, cualquier suelo grafiado como terciario para albergar una gran superficie. Se exigirá que la parcela tenga un uso específico de terciario comercial, lo que a priori reduce el número de terrenos disponibles. Siempre, eso sí, que los consistorios no impulsen nuevas reclasificaciones urbanísticas.

Con estas medidas, que deben ser refrendadas por el pleno del Consell, la Generalitat pretende ordenar el mapa comercial de la Comunidad Valenciana, respetando, eso sí, los preceptos establecidos por Europa. La directiva Bolkestein, que facilita el libre establecimiento de actividades comerciales en la Unión, limita en buena medida la capacidad de veto de la Generalitat. Para tumbar la propuesta de un operador comercial, la Administración ya no puede argumentar criterios económicos, lo que, por ejemplo, invalidaría la invocación de la supuesta saturación comercial para denegar una propuesta.

El próximo Patsecova incorporará, sin embargo, otras vías de bloqueo. Costa asegura que el nuevo texto defenderá al consumidor y la competencia. Aunque el posicionamiento del director general de Comercio es firme: apuesta sin ambages por un modelo de comercio de proximidad, que se plasmará también en el Plan de Acción Sectorial que verá en breve la luz.

Aún así, la fase de tramitación del Patsecova se presume intensa. Porque una vez que el proyecto el visto bueno del Consell, arrancará una compleja fase de exposición pública en la que se podrán incorporar nuevas alegaciones. Todo indica que el sector, que ya participó de forma activa en el inicio del proceso (en la etapa del PP), hará uso de esta opción. Fuentes del pequeño comercio consultadas por este diario apuntan, de hecho, en esta dirección. En paralelo, la Conselleria de Economía continúa trabajando en el proyecto de ley de Comercio, que se aprobará antes de que finalice el actual periodo de sesiones.